Warning: Parameter 1 to wp_default_styles() expected to be a reference, value given in /home/esabatic/public_html/wp-includes/plugin.php on line 571

Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/esabatic/public_html/wp-includes/plugin.php on line 571
El que no es inteligente pues… | eSabática

Warning: Illegal string offset 'output_key' in /home/esabatic/public_html/wp-includes/nav-menu.php on line 604

Warning: Illegal string offset 'output_key' in /home/esabatic/public_html/wp-includes/nav-menu.php on line 604

Warning: Illegal string offset 'output_key' in /home/esabatic/public_html/wp-includes/nav-menu.php on line 604

Warning: Illegal string offset 'output_key' in /home/esabatic/public_html/wp-includes/nav-menu.php on line 604

Warning: Illegal string offset 'output_key' in /home/esabatic/public_html/wp-includes/nav-menu.php on line 604

Warning: Illegal string offset 'output_key' in /home/esabatic/public_html/wp-includes/nav-menu.php on line 604

El que no es inteligente pues…

may 17, 12 El que no es inteligente pues…

En México utilizamos en ciertas circunstancias un proverbio popular que dice “no tiene ni un pelo de tonto”.  Obviamente con esto se quiere decir que es una persona por demás lista o inteligente.  También cuando alguien se aprovecha de nosotros decimos “me tomaron el pelo”, queriendo decir con esto que no nos vimos muy inteligentes y abusaron de nosotros.  Pregunto ¿a qué persona no le gusta ser reconocida como lista e inteligente?, la mayoría hacemos muy nuestro el refrán que dice “camarón que se duerme se lo lleva la corriente”, en el mismo sentido decimos, “me tengo que poner aguzado (de aguzar; despabilar, afinar, forzar el entendimiento o un sentido para que preste más atención o se haga más perspicaz) porque si no voy a tener problemas”. Definitivamente, solo alguien que ha perdido gravemente la autoestima le importa poco ser tenido por tonto, el resto de la gente procuramos aparecer como ganadores, triunfadores, y en un descuido hasta genios.

Hay muchísimas cosas que decir acerca de la inteligencia, bastante rato nos pasaríamos tratando de obtener una definición bien terminadita, y eso sin abordar preguntas como, ¿todos somos igualmente inteligentes o hay unos más que otros?, ¿algunos ya nacen preponderantemente inteligentes o es el ambiente en que crecieron lo que los hizo sobresalientemente inteligentes?, ¿por qué hay personas que de estudiantes fueron talentosísimos pero como profesionales son apenas más que mediocres?, ¿se puede incrementar la inteligencia con algún entrenamiento, alimento o medicamento?, ¿cómo funcionaría ese tal entrenamiento, alimento o medicamento si así fuera? En relación a esta última pregunta dejenme recomendarles un excelente programa de entrenamiento mental llamado Lumosity (www.lumosity.com), les advierto que nada que ver con esoterismo y esas cosas, es un sitio preparado por profesionales de las neurociencias.

Bueno, en esta oportunidad solo me gustaría saber si están de acuerdo conmigo en que la siguiente lista breve de características corresponde con alguien que es inteligente.  En otra oportunidad hablaremos de otros aspectos muy importantes de la inteligencia.

  • No cometer el mismo error tantas veces.
Evidentemente, no tiene nada de sabio o inteligente permitir que nos ocurran las mismas circunstancias desafortunadas todo el tiempo.  A veces la vida o el plan de Dios es que experimentos fracaso y pérdida a fin de comprender mejor su voluntad. Sin embargo, hay actitudes, oportunidades y decisiones entre otras cosas que el Señor ha dejado a nuestra responsabilidad.  Es aquí donde debemos ser inteligentes y aprender a no cometer los mismos errores.  Definitivamente, cuanto más dolorosa es la pérdida más inteligentes nos vamos tornando. Lo preocupante es en el caso de experiencias y situaciones que no nos causan dolor físico inmediato, que nos hacen daño hasta después de mucho tiempo.  Por ejemplo, perder el tiempo haciendo nada, perder el tiempo preocupándonos en lugar de ocuparnos, o no actualizarnos en nuestro  oficio.
  • Tomar la mejor decisión.
Generalmente alguien que compra el mejor automóvil a un precio muy bajo es una persona inteligente, o así lo vemos nosotros.   También sentimos admiración por aquellas personas que habiendo elegido una profesión u oficio, todo parece salirles muy bien.  Decimos que son personas inteligentes,o al menos fueron inteligentes al elegir correctamente a qué se habrían de dedicar.  En nuestra vocación cristiana a veces no podemos identificar exactamente donde está nuestra oportunidad de colaborar en la  iglesia y nos chasqueamos porque las evidencias parecen mostrarnos que no hicimos una buena decisión.  Tomar decisiones es algo que hacemos prácticamente a cada paso; decidimos si ir a la izquierda o a la derecha,o si caminar por la sombra o por el sol.  Lo que nos saca de nuestras cabales son aquellas decisiones no fáciles de tomar, debemos tomar la decisión ya, pero no nos sentimos totalmente preparados, sea que decidamos una u otra cosa no quedamos cien por ciento conformes con la decisión que tomaremos (o tal vez con las consecuencias de tales decisiones).  Es inteligente el que decide y además de decidir hace una buena elección.
  • Tomar decisiones rápidamente.
Parece que las personas sobresalientemente inteligentes rápidamente toman buenas decisiones. En ocasiones nos desalentamos porque no podemos tener la velocidad que otras personas tienen para tomar rápidamente buenas decisiones.  Por ejemplo, cuando debemos escoger un lugar para disfrutar de un evento; primero hay varios accesos al lugar, luego el salón está casi vacío, pero los demás vienen detrás de nosotros, tenemos que decidir.  Por fin decidimos sentarnos en cierto lugar y más tarde descubrimos que quedamos justo en dirección de las superbocinas que se colocaron. También cuando nos toca ir conduciendo el automóvil y estamos llegando a un embotellamiento, otros más “listos” que nosotros maniobran y quedan en una posición ventajosa que envidiamos.  Desafortunadamente para los que se nos dificulta tomar decisiones rápidas, muchas veces es necesario hacerlo y eso también es inteligencia.
  • Recordar la información pertinente.
Siempre hará gala de inteligencia el que puede recitar un poema extenso.  Inconscientemente distinguimos a los excelentes actores de los actores principiantes porque los primeros pueden recordar su guión y sincronizarlo con sus gestos corporales de tal manera que todo parece natural.  Si tenemos un jefe de trabajo que trae las estadísticas de la empresa en la memoria y puede recitarlas sin tartamudear al momento que las necesita, lo consideramos alguien muy inteligente.  Tener buena memoria es señal de inteligencia.
  • Simplificar y ahorrar (optimizar).
Esto tiene que ver con la creatividad.  Siempre hay una búsqueda imparable por hacer más diminutos y a la vez más eficientes los artefactos.  Esta actitud no es exclusiva de los tecnólogos, también los agricultores buscan formas de hacer más eficientes sus cultivos, los taxistas buscan maneras de conseguir más pasaje en menos tiempo y con menos vueltas.  Las culturas inteligentes buscan optimizar sus creaciones y realizaciones.

 

Como siempre, nuestro enemigo es el tiempo y el espacio.  Baste con estas cuatro características para ponernos aguzados y tratar de mejorar nuestra inteligencia.  Defnitivamente hay muchas cosas más que decir, pero por respeto a su tiempo solo mencionaremos estas cuatro.

Finalmente debemos tener en cuenta que conforme a las palabras de nuestro Señor Jesucristo se debe “honrar a Dios con todas tus fuerzas, con toda tu mente y con toda tu alma“, claramente esto implica nuestra inteligencia.  Quedamos pendientes con esta reflexión.

Que Dios te bendiga.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(1) http://en.wikipedia.org/wiki/Intelligence

Deja un comentario